Rejuvenece tu mirada y tu rostro con la cirugía de párpados

No queda duda que lucir un rostro bello y rejuvenecido es el sueño de muchos hoy día. Muchos tratamientos cosméticos, entre ellos la cirugía de párpados puede mejorar la apariencia facial considerablemente, así como incentivar nuestra autoestima.  No obstante, antes de tomar una decisión, te interesará conocer los datos antes y después de una blefaroplastia piense qué quieres conseguir y discútalo con tu cirujano plástico o médico especialista.

 

Antes de una blefaroplastia: ¿Quiénes son candidatos?

En primer lugar, debes saber que los son candidatos ideales para someterse a una blefaroplastia, aquellas personas que además de buscar mejorar su apariencia, reúnen ciertas condiciones y requisitos según el criterio médico especializado. Entre éstos se encuentran:

  1. - Tener buen estado de salud
  2. - Tener más de 35 años de edad
  3. - No padecer de problemas de tiroides
  4. - No padecer problemas con los lagrimales
  5. - No padecer hipertensión arterial o enfermedades cardiovasculares
  6. - Aprobar examen médico oftalmológico, descartando enfermedades como glaucoma o desprendimiento de retina.
  7. - Presentar exceso de grasa, piel o músculos flácidos en el área de los párpados
  8. - Presentar problemas de obstrucción de la visión por exceso de piel en la zona inferior o superior de los ojos.

 

Planificando la cirugía de párpados: el preoperatorio

Como en toda intervención quirúrgica, es esencial mantener la buena comunicación entre el paciente y el cirujano plástico, despejando todas las interrogantes y dudas posibles. En la fase preoperatoria de una blefaroplastia, el médico procederá a evaluar la visión y producción de lágrimas, así como su estado general de salud.

Al elaborarla historia clínica, se debe informar a su cirujano si se tiene prescrita alguna medicación, si fuma y si tiene alergia a algún medicamento. Además, indicar si usa lentillas y realizarse un examen oftalmológico. De acuerdo a la condición general del paciente, el médico determinará la posibilidad de operar los cuatro párpados, los inferiores o los superiores, o si es preciso asociar algún otro procedimiento.

El médico debe explicar todo el procedimiento al paciente, incluyendo técnicas, tipo de anestesia a emplear, dónde se realizará la cirugía, los riesgos y el coste de la intervención. Además, se aclara previamente que los catálogos de prestaciones de la Seguridad Social no incluyen la blefaroplastia como tratamiento estético.

En esta fase, no dude en preguntar a su cirujano sobre sus expectativas y los resultados óptimos que ansía alcanzar con la blefaroplastia. Al mismo tiempo, el cirujano plástico debe proporcionarle algunas instrucciones específicas acerca de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo normas sobre toma de alimentos y líquidos, tabaco o toma o supresión de medicamentos, entre otras.

blefaroplastia-antes-despues-aspecto

Recomendaciones antes de una cirugía de párpados

Las recomendaciones previo a una cirugía de párpados sueles ser de diversa índole, pero es necesario seguir las instrucciones del médico tratante, para garantizar óptimos resultados en la blefaroplastia. Algunas de sus indicaciones son:

  1. - Dejar de fumar por una o dos semanas antes de la cirugía.
  2. - Mantener un aseo e higiene general del área a tratar, así como del paciente.
  3. - Suspender la ingestión de medicamentos no autorizados por el médico tratante, más aún los que generan alteración del sistema de coagulación sanguínea, como la aspirina e ibuprofeno, entre otros.
  4. - Asegurar que un familiar le acompañe durante y después de la cirugía de párpados, al menos por unos días.
  5. - Cumplir con todas las indicaciones y exámenes prescritos durante el preoperatorio.
blefaroplastia-antes-despues-intervencion

¿En qué consiste la blefaroplastia?

La blefaroplastia consiste en la eliminación del exceso de grasa o piel acumulada alrededor de los ojos, en la zona de los párpados superiores o inferiores, según sea el caso. Se trata de un procedimiento quirúrgico que debe realizarse en un quirófano, dentro de una clínica u hospital; a cargo de personal médico especializado en oftalmología y estética.  

Por ser un procedimiento sencillo, normalmente, no es necesario permanecer en la clínica más que unas horas tras la cirugía. Durante la blefaroplastia, los médicos aplican anestesia local más sedación, o menos frecuentemente, bajo anestesia general. Casi siempre, si se realiza con anestesia local más sedación, el paciente se siente relajado y los párpados están insensibles al dolor; mientras que con anestesia general el paciente está dormido durante la operación. La intervención suele durar entre una y 3 horas, o más cuando se asocia a otras intervenciones.

En caso de que el médico decida operar los cuatro párpados, generalmente se empieza por los superiores. La mayoría de las veces las incisiones se colocan en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores; en algunos casos pueden extenderse hacia las patas de gallo.

Mediante las incisiones, el médico separa la piel de la grasa y músculo subyacentes, extirpando el exceso de grasa y, en ocasiones, el exceso de piel y músculo. Las incisiones se cierran con suturas muy finas. Pero, además, en casos de pacientes jóvenes en los que sólo hay exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores; en la cual la incisión se coloca en el interior del párpado inferior no dejando cicatriz visible.

blefaroplastia-antes-despues-hombres

Después de la blefaroplastia: ¿qué esperar en el postoperatorio?

El proceso postoperatorio de una blefaroplastia, comienza con la recuperación tras salir del quirófano. El médico, tras la cirugía, le aplicará una pomada en los ojos para lubrificarlos, y en algunos casos, un vendaje suave; así como prescribir medicamentes para las molestias y el dolor.

La recuperación suele ser rápida, sin muchas complicaciones. En esta fase, el paciente debe mantener la cabeza elevada durante unos días después de la cirugía y aplicarse compresas frías, ayudando a disminuir la inflamación y los hematomas en la cavidad oftálmica.

Es muy importante recordar las indicaciones médicas, sobre cómo lavarse los ojos y cómo aplicarse colirios oftálmicos para mantener los ojos hidratados. Además, durante las primeras semanas, el paciente puede notar lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz y cambios temporales en la agudeza visual, como visión borrosa o doble, síntomas normales luego de una blefaroplastia.  

En el postoperatorio de una cirugía de párpados, el cirujano plástico seguirá con detalle su evolución por al menos dos semanas posteriores. En general, los puntos se retiran entre los 2 días y la semana. Progresivamente, van desapareciendo el edema y los hematomas en la cavidad oftálmica, y poco a poco el paciente comenzará a verse y sentirse mucho mejor.

En muchos casos, los pacientes que se someten a una blefaroplastia comienzan a leer o a ver la televisión luego de 2 o 3 días tras la cirugía. Sin embargo, no podrán usar gafas o lentes de contacto, hasta las 2 semanas posteriores. El reposo médico se extiende, por lo general, por una semana o máximo 10 días.

Los médicos, además, indican llevar gafas de sol durante unas semanas y aplicarse filtro solar en los párpados; y evitar actividades fuertes durante las 3 semanas posteriores a la cirugía de párpados. Además, se recomienda diez días sin usar maquillaje tras la cirugía.

En otros casos, en algunos pacientes puede aparecer una conjuntivitis y hematoma subconjuntival, las cuales ceden rápidamente con el tratamiento adecuado. Otros, en tanto, durante los primeros días luego de la intervención, durante el sueño puede que no se cierren completamente los párpados; esto es normal, y cuando el músculo orbicular recupere su tono (ayudado por ejercicios adecuados) se corregirá.

blefaroplastia-antes-despues-jovenes

Resultados de la blefaroplastia

En la se postoperatoria, los resultados de la blefaroplastia comenzarán a notarse progresivamente luego de unas semanas posteriores a la cirugía. Inicialmente, las cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante los primeros meses, pero que irán desapareciendo progresivamente hasta convertirse en una línea clara casi invisible.

En general, los pacientes pueden observar claramente que tienen un aspecto más joven y despierto, una mirada más atractiva y mayor campo de visión periférica. Para muchos, los resultados de la blefaroplastia son permanentes o, como mínimo, duraderos por muchos años, toda vez que las bolsas de los párpados no suelen reaparecer.

Es preciso destacar que la cirugía de blefaroplastia no corrige arrugas u otros síntomas causados por el paso de los años. Algunos pacientes, con altas expectativas estéticas, aspiran que la cirugía de párpados corrija todas las imperfecciones que quieren minimizar en sus rostros. Muchas veces, es necesario complementar con otras técnicas de estética faciales destinadas por ejemplo a corregir la flacidez o el rejuvenecimiento del rostro, así como la eliminación de manchas.  No obstante, sin lugar a dudas que con la blefaroplastia se consiguen resultados muy favorables devolviendo un aspecto más joven y fresco con efecto duradero.

  

Motivos para acudir al médico tras una blefaroplastia

En general, se debe buscar atención médica inmediata, si el paciente presenta cualquiera de los siguientes síntomas, los cuales se constituyen en motivos para acudir al médico tras una blefaroplastia

-Dificultad para respirar

- Dolor en el pecho

- Frecuencia cardíaca inusual

- Dolor ocular grave

- Sangrado

- Problemas de visión

Precio de la blefaroplastia

En cuanto al precio o costes de la blefaroplastia, éste dependerá del tipo de técnica que el oftalmólogo especialista (oculoplástico), valore en cada paciente. Por tanto, tras las pruebas preoperatorias necesarias y un adecuado diagnóstico, la clínica seleccionada la presentará un presupuesto personalizado para el tipo de operación prescrita por el médico.

Vale destacar que, por lo general, la cobertura de seguro médico sólo incluye coberturas de trastornos que afectan la visión del paciente. Por tanto, si te realizas la cirugía solamente para mejorar tu aspecto o con fines estéticos, probablemente el seguro no cubra el costo de la blefaroplastia. Por ejemplo, en el caso de la blefaroplastia para los párpados inferiores, casi siempre realizados por motivos estéticos, no suelen estar incluidos en el seguro médico. Por tanto, se sugiere tomas las prevenciones financieras con tus compañías de seguros médico.

blefaroplastia-antes-despuess
Equipo que trabajó en este articulo:
Brigitte - Escritora